¿Cómo afecta el coworking nuestras ciudades? – PandaLab

¿Cómo afecta el coworking nuestras ciudades?

5 trabajos que serán sustituidos por Inteligencia Artificial
23 octubre, 2017
Bogota´s Coworking Scene — 4 Spaces to Network & Grow
6 agosto, 2018
Mostrar todos

¿Cómo afecta el coworking nuestras ciudades?

Puede que ya sepas qué es el coworking o tal vez todavía no te queda muy claro. Lo que tienes que saber es que es una tendencia que llegó para quedarse. Está creciendo de manera increíble en todo el mundo.  Deskmag (creadora del Global Coworking Survey) estimó que el 2016 terminaría con 10.000 espacios de coworking en todo el mundo. Para los próximos 2 años se espera que este número aumente a 37.000 o hasta 50.000 espacios. Las ciudades de todos los tamaños están viendo abrirse estos espacios que traen una nueva dinámica a la forma en que las personas trabajan. La pregunta entonces es, ¿qué sucede exactamente cuando las ciudades adoptan el coworking?

Sostenibilidad

Los espacios de coworking son sobre compartir. Melissa Saubers de Cowork Waldo afirma que “cuando estás compartiendo recursos y espacio, estás impactando positivamente el medio ambiente. Además, muchos espacios de coworking están situados centralmente en vecindarios muy concurridos, que llevan a los miembros a caminar o montar sus bicicletas para trabajar “. Un grupo de personas que posiblemente estarían trabajando desde sus casas pueden apagar las luces durante el día, conducir menos, caminar más y gastar menos en calefacción, agua, etc. Todos estos gastos son compartidos en los espacios de coworking (otro beneficio de la economía compartida).

Por otro lado, las ciudades no sobrevivirían sin las pequeñas y medianas empresas que traen dinamismo a la economía local. Una gran parte de los usuarios de espacios de coworking son justamente las empresas pequeñas. Puede ser un escritor independiente que acaba de formar una sociedad o un grupo de amigos que decidieron crear su propia empresa de diseño. Estas empresas están disminuyendo las tasas de desempleo en un momento en que las compañías más grandes intentan reducir costos dejando ir a sus trabajadores. Unirse a un espacio de coworking significa que estas empresas pequeñas tendrán un lugar seguro en el que pueden crecer y aprender de los miembros más experimentados. ¿Cuándo fue la última vez que viste a Carulla o Wal-Mart intercambiando secretos comerciales con el nuevo minorista familiar?

Generan contenido nuevo en las ciudades

Los espacios de coworking generan valor para la ciudad entera. La apertura de un espacio de coworking conlleva un aumento en contenido y conocimiento en forma de encuentros (meetups), talleres y otras actividades para los miembros del espacio y para el público en general. Esto se debe a que los espacios de coworking funcionan como una plataforma física en la que las personas se pueden reunir, aprender, intercambiar ideas y crecer tanto personal como profesionalmente. Muchos Meetups están cambiando sus puntos de encuentro tradicionales como bares, restaurantes o salas de conferencias de hoteles por los espacios de coworking. Una opción mucho más conveniente, rentable y atractiva.

Esto es justamente lo que ha pasado, por ejemplo, en Berlín. Desde hace varios años, los espacios de coworking en Berlín han estado a la vanguardia de la creación de contenido impulsada por la comunidad en las empresas emergentes y tecnológicas. Espacios de coworking como Factory , Rainmaking Loft y betahaus han organizado miles de eventos, encuentros y talleres donde los miembros y el público pueden aprender sobre las nuevas tendencias en salud, alimentación, tecnología, finanzas y asuntos legales.

Betahaus, Berlín

Betahaus, Berlín

Muchos empresarios y gobiernos regionales están interesados ​​en que estos eventos ocurran en sus ciudades. En Colombia, el MinTIC ha empezado a abrir espacios llamados Puntos Vive Digital Lab para la Gente, y el objetivo es generar un ecosistema con los espacios para facilitar herramientas tecnológicas y brindar capacitaciones técnicas para realizar actividades de emprendimiento digital.

Colombia es también uno de los lugares donde se puede encontrar un espacio de coworking que funciona como una plataforma de contenido global: Impact Hub . A través de su red global de aproximadamente 80 espacios de coworking, Impact Hub capacita a los emprendedores sociales en las ciudades para construir iniciativas sostenibles. Impact Hub selecciona cuidadosamente a sus miembros y los eventos que organizan, teniendo en cuenta el valor que cada persona y evento agregará a su comunidad y, por extensión, la ciudad en general. Uno de sus espacios más nuevos está en Estambul, una enorme metrópoli con muy pocos lugares para que el público se reúna y comparta conocimientos profesionalmente. Ahora su espacio sirve como un punto de encuentro para todos los que trabajan o están interesados ​​en el tema del emprendimiento social.

Impact Hub, Estambul

Impact Hub, Estambul

“Reciclaje” en el diseño urbano

Nomad Workspace, Copenhague

Nomad Workspace, Copenhague

El impacto positivo de los espacios de coworking no está limitado únicamente a lo que sucede dentro de sus paredes. Muchas veces estos espacios nacen en edificios abandonados o barrios residenciales desatendidos, de modo que los espacios de coworking “reciclan” activamente los edificios, dinamizando barrios que antes se habían dejado de lado. Este es justamente el caso de la fábrica vieja de Kellogg en Charlotte (E.E.U.U) o edificios industriales abandonados en Gowanus, Brooklyn (E.E.U.U).

En la capital danesa hay espacio de trabajo llamado Nomad. Este utilizó un antiguo palacio de justicia transformado para convertirlo en un espacio de coworking ecléctico para creativos. Las antiguas celdas del sótano se han transformado en hermosas salas de reuniones y estudios fotográficos disponibles para todos. Teniendo en cuenta el hecho de que el edificio adyacente sigue siendo una prisión en funcionamiento, la apertura de Nomad Workspace ha contribuido significativamente a la transformación de la vecindad de Nørrebro, atrayendo a una gran comunidad de creativos a esa parte de la ciudad.

El edificio que se ha convertido en Panda Lab tiene una historia similar. Era un edificio en en el barrio Francisco Miranda cerca de la 106 con 9na en Bogotá que llevaba ya un tiempo abandonado. Por dentro estaba completamente decaído y por fuera había perdido su encanto. Durante la remodelación se intentó mantener la identidad del edificio y a la misma vez volverle a dar vida.  Se ha convertido en nuestra casa.

Panda Lab Viejo

Antes

Panda Lab Nuevo

Después

Reúne a las comunidades de profesionales

Reunir a la gente es definitivamente una de las cosas que el coworking hace mejor. En una encuesta reciente de Coworkies, el 61% de los encuestados dijeron que crecer su red profesional era un factor importante al tomar la decisión de unirse a un espacio de coworking. Antes, eso era posible principalmente en los clubes privados caros. Profesionales de muchas industrias, oficios y etapas de carrera diferentes ahora pueden reunirse, colaborar y prosperar juntos.

Muchos de los espacios que están surgiendo ahora mismo alrededor del mundo se están enfocando en nichos específicos. Hay espacios de coworking diseñados específicamente para músicos, diseñadores, programadores, etc. Uno de estos espacios especializados es JuggleHub (Berlín) que decidió atacar el dilema de trabajar como independiente mientras se cría un niño. Proporcionan cuidado infantil flexible y reúnen a los padres que buscan un lugar para trabajar que también sea adecuado para los niños. Los fundadores fueron motivados por sus propias necesidades y construyeron un ambiente adecuado para las familias. Por las tardes, reciben muchos encuentros relacionados con el tema, como los Mompreneurs y noches de arte familiar.

JuggleHub, Berlín © Meiko Herrmann

JuggleHub, Berlín © Meiko Herrmann

Más que redes inalámbricas y café gratis, estas maneras innovadoras de acercarse al coworking destacan la creciente tendencia de empoderar comunidades específicas. Unidos por su pasión, sus responsabilidades o su identidad, los compañeros de trabajo pueden formar vínculos más profundos y encontrar más satisfacción en su trabajo.

Los espacios de coworking, cualquiera que sea su tamaño, tienen un efecto positivo en las ciudades. Por cada nueva apertura, traen los ambientes físicos que las ciudades necesitan para unir a las personas en un mundo cada vez más digital. Son las plataformas que impulsan a la gente a aprender más entre sí, trabajar juntos y lograr una mayor flexibilidad en su carrera profesional. En ellos el trabajo sigue siendo el centro pero se desarrolla de una manera que tiene sentido para las nuevas generaciones.

 

¿Estás buscando un espacio de coworking? Visita nuestra página web en www.pandalab.com.co

Si quieres saber más sobre el impacto de los espacios de coworking en las ciudades puedes leer los siguientes artículos:

The impact of coworking spaces on the local economy

How coworking changes your city

What happens when cities adopt coworking

1 Comment

  1. Daniel Leal dice:

    Muy interesante el artículo!

Deja un comentario